¿Puede la víctima de un delito de violencia de género ser informada de la salida de permiso de su agresor sin necesidad de que esta haya formulado una solicitud a tal efecto?

28.10.2020

El 28 de octubre de 2015 entraba en vigor la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito. Esta ley tiene por objeto enunciar todos los derechos, procesales y extraprocesales de todas las víctimas del delito, entendiéndose el concepto de «víctima» en un sentido amplio, abarcando tanto a la víctima directa como indirecta.

Uno de los derechos que atribuye esta Ley a las víctimas del delito es, por un lado, el derecho de la misma a recibir información sobre la causa penal y, por otro lado, el derecho a participar en dicho proceso, incluyendo tanto la tramitación de la causa como la ejecución de la misma.

Así, el artículo 5.1 m) establece la posibilidad de la víctima de formular una solicitud para que sea informada de las resoluciones mencionadas en el artículo 7. Tales resoluciones son las siguientes:

«a) La resolución por la que se acuerde no iniciar el procedimiento penal.

b) La sentencia que ponga fin al procedimiento.

c) Las resoluciones que acuerden la prisión o la posterior puesta en libertad del infractor, así como la posible fuga del mismo.

d) Las resoluciones que acuerden la adopción de medidas cautelares personales o que modifiquen las ya acordadas, cuando hubieran tenido por objeto garantizar la seguridad de la víctima.

e) Las resoluciones o decisiones de cualquier autoridad judicial o penitenciaria que afecten a sujetos condenados por delitos cometidos con violencia o intimidación y que supongan un riesgo para la seguridad de la víctima. En estos casos y a estos efectos, la Administración penitenciaria comunicará inmediatamente a la autoridad judicial la resolución adoptada para su notificación a la víctima afectada.

f) Las resoluciones a que se refiere el artículo 13».

Por otro lado, el articulo 7 en su apartado 3 dispone que «Cuando se trate de víctimas de violencia de género, les serán notificadas las resoluciones a las que se refieren las letras c) y d) del apartado 1, sin necesidad de que la víctima lo solicite, salvo en aquellos casos en los que manifieste su deseo de no recibir dichas notificaciones».

Dada la redacción del apartado 3 del artículo 7, cabe plantearnos si la víctima de un delito de violencia género tiene derecho a ser informada de la salida de permiso de su ofensor aún cuando no ha formulado la solicitud de información a que se refiere el artículo 5.1 m). La respuesta será distinta según se considere si el permiso de salida tiene cabida dentro de las resoluciones a que hace referencia la letra c), al referirse a la puesta en libertad del sujeto, o a las resoluciones de la letra e) del artículo 7.

No obstante, los Criterios de Actuación, Conclusiones y Acuerdos aprobados por los Jueces de Vigilancia Penitenciaria en sus reuniones han señalado que, en los casos de violencia de género, las resoluciones que se notifican sin solicitud de la víctima son las establecidas en la letra c) y d) y no la letra e) y, por lo tanto, en el caso de permisos de salida, es necesario que la víctima formule una solicitud para ser informada de ello.